Las imágenes son residuos oxidados, fijados por la luz y elementos químicos, de organismos vivos. Ninguna expresión plástica puede alguna vez ser más que un residuo de la experiencia.

E. Cadava

 

La cianotipia opera como una segunda revelación en donde la imagen emerge con la luz del sol. Esta revelación fotosensible da una nueva vida a aquel pasado que la fotografía conserva como el rastro de un tiempo irrepetible y concluido. Estas nuevas impresiones, los cianotipos, conservan mucho de la fotografía original, pero de forma incompleta. Son imágenes más imprecisas e indeterminadas ya que en el proceso algunos detalles se van perdiendo. Es como si el tiempo manifestara y expusiera en el soporte los restos que sobrevivieron en su transcurrir. La imagen impresa rivaliza con la mancha como el recuerdo con el olvido. La foto se esfuerza por permanecer, de igual manera que la memoria intenta persistir ante las lagunas mentales que borran poco a poco los detalles del pasado en nuestra mente. (Parrello Franka, 2017, p.41)

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom